ARQUITECTO:
Julio Mejón Artigas
ARQUITECTO TÉCNICO:
Francesc Belart
FOTOGRAFÍA:
Jordi Bernadó
AÑO PROYECTO EJECUTIVO:
2002
AÑO FINAL OBRA:
2003


Situado en la parte alta de una urbanización próxima a la ciudad de Lleida, utilizamos este hecho para posicionarnos buscando una buena orientación y las vistas del monumento más significativo de la ciudad, la Seu Vella.

El programa doméstico es el habitual para una familia numerosa.
El edificio se concibe como un volumen metálico ligero (vivienda), que aparece en lo alto del lugar, sobre una base (sótano-garaje) de hormigón. Su composición en planta es en forma de U, compuesta entorno a un patio, que permite gracias a su cubierta móvil, vivir climáticamente de forma adecuada a las diversas estaciones del año.

El planteamiento fue la construcción en taller, y el transporte a la parcela para la ejecución del acoplamiento de las diferentes partes. Para ello, nos apoyamos en las técnicas y máquinas del sector de la construcción de estructuras dinámicas para el soporte de cabinas de camiones y carrocerías frigoríficas.

Así, el diseño de la planta responde a un criterio de esquematismo, repetición de espacios, y concentración de lugares húmedos. Creamos las leyes y nuestra metodología, entendiendo la construcción como un instrumento para concebir la Arquitectura, de manera que propiciando decisiones y ahondando en su conocimiento podemos llegar a alterarla.

Una prensa de 13m x 3m, nos permite la construcción de paneles sándwich de diversas dimensiones, compuestos de aluminio de 2mm de grosor (exterior), aislamiento de poliuretano de alta densidad 100 mm (centro) y tablero de abedul de 9 mm (interior vivienda), acabados con un premarco de 120 mm de grosor de madera en sus extremos, preparados para recibir las ventanas de iroko y porticones.

Por el interior del sándwich discurren las instalaciones y la estructura: la primera, a base de pasos en forma de U de aluminio y; la segunda, de pilares HEB de 100 cada 1,50 m, acabando de formar el pórtico en obra.

Los forjados son de aluminio machihembrado de 30 x 3,5 cm, acabados con un suelo de madera industrial de 22mm de roble y un falso techo de tablero de abedul, por donde discurre la calefacción.

La tabiquería interior y las puertas son del mismo tablero, mientras que los porticones y los elementos divisorios de las duchas son de tablero de baquelizado.

La cubierta del edificio se ejecuta reutilizando los laterales de camiones frigoríficos de 6 cm. de espesor, aplicando una base de caucho como impermeabilización y una capa de grava de protección como acabado.